9 Ago 2022
Novedades

5 aprendizajes que nos dejó el Hackathon FSFB 2022

Por Carolina Botta

Participamos del Hackathon FSFB 2022 “Liberando el poder de los datos en salud” y volvimos con varias reflexiones. Acá te contamos nuestra experiencia. 

Hace algunos días tuvimos la oportunidad de formar parte del Hackaton FSFB 2022 en Colombia. El evento fue organizado por la Fundación Santa Fe de Bogotá (FSFB) y fue una instancia muy valiosa para Wúru, ya que nos permitió poner en valor todo lo aprendido en estos tres años desde que nos consolidamos como empresa. 

El #HackathonFSFB2022 representó una ocasión para co-crear y generar conocimiento colectivo. La actividad se centró en desarrollar soluciones a través de inteligencia colaborativa, un eje que nos interesa promover desde Wúru. De esa forma, durante tres días, pudimos acompañar, mediante metodologías ágiles, el trabajo de doce equipos que pensaron soluciones. Todas con un impacto directo en el sistema de salud y la comunidad

El aporte de Wúru a la Hackathon FSFB 2022

Fue una gran experiencia profesional y personal haber sido parte de la organización de este hackathon. En ese sentido, junto a Hugo Pallaoro (co-founder y CTO de Wúru) y Manuel Pena (Head of product de Wúru) viajamos con una misión muy especial: la de acompañar a la FSFB en la coordinación y desarrollo de todo el evento

Además, Hugo y Manuel colaboraron como mentores a la par de otros profesionales y expertos. De esta manera, se asistió a los equipos en el desarrollo de soluciones orientadas a responder diferentes desafíos. De esta instancia también participó Luciano Tourn (co-founder y CEO de Wúru), quien integró el panel de expertos junto al resto de los jurados de FSFB. Todos ellos evaluaron las propuestas finales y destacaron a tres proyectos por su performance, impacto, capacidad de implementación y escalabilidad.

En cuanto al funcionamiento del hackathon, los equipos trabajaron en base a un set de datos. Así, buscaron soluciones a retos que son comunes a los sistemas de salud de toda la región. Por eso, pensaron y desarrollaron sus ideas en torno a problemáticas como la predicción de la estancia en hospitalización y la demanda en urgencia. Además, dedicaron estas tres jornadas a innovar en otros aspectos como el traslado del paciente y el ausentismo de pacientes en servicios ambulatorios.

Este evento nos confirmó la importancia de apoyarnos en las tecnologías y en la inteligencia colaborativa e interdisciplinaria. Creemos que es sobre estos pilares que se debe trabajar en mejoras para el sector salud en Latinoamérica. 

5 aprendizajes y reflexiones que nos dejó el #HackathonFSFB2022

Necesitamos ir del problema a la acción 

El sistema de salud necesita que trabajemos en identificar los principales obstáculos, problemas y desafíos. Sin embargo, la necesidad más urgente del sector en la actualidad es lograr pasar de la contemplación del problema a la acción. Creemos que hay que trabajar en diversas soluciones enfocadas en mejorar la performance y la experiencia del paciente. También, que debemos concentrarnos en la accesibilidad y la posibilidad de alivianar las labores del personal médico.

El primer paso es implementar metodologías, herramientas y soluciones que nos permitan obtener información para tomar mejores decisiones. El segundo, es ejecutar esas decisiones. Para eso, los aportes deben pensarse a partir del problema, los usuarios y su potencial de accionabilidad y escalabilidad. En este sentido, resulta clave que el tipo de respuestas que propongamos permitan una implementación inmediata en el sistema de salud. A su vez, es necesario que ofrezcan la posibilidad de escalar por etapas, de acuerdo a su proceso de transformación digital.

La data como activo

Los sistemas de salud necesitan tener herramientas con mayor capacidad prescriptiva y predictiva que la que tienen las organizaciones actualmente. De esa manera, se logrará optimizar recursos y ofrecer servicios más accesibles y de mejor calidad.

Por eso, tenemos más claro que nunca que ir más allá del diagnóstico de situación es imposible si no se trabaja con los datos. El valor que puede aportar la data es tal, que cuando no se utiliza podemos considerarla un desperdicio operacional. Esto nos hace enfocarnos, en tiempos de crisis, en la necesidad de ser eficientes con todos los recursos. Asimismo, nos hace pensar formas de construir mejores soluciones, digitales o no, con lo que ya tenemos. 

Trabajar a nivel regional en los desafíos comunes a todo LATAM

Los ejes en los que se trabajó durante el #HackathonFSFB2022 son desafíos que se extienden a toda la región. Es que nuestros países comparten algunos rasgos comunes, que son distintos de los de otras latitudes. En ese sentido, optimizar los procesos en economías con mayor inestabilidad y menor cantidad de recursos no constituye una alternativa, sino una necesidad

Creemos que alcanzar mejores niveles de eficiencia impacta de forma directa en una misión en particular. Esta es la de hacer que el sistema de salud sea más accesible para todos. También estamos convencidos de que para llegar a dichas metas es clave generar entornos colaborativos de trabajo. Por eso, promover la innovación abierta y el trabajo con startups ayuda a acelerar el proceso.

Mejorar la calidad de vida de los profesionales de la salud debe ser prioritario

Dentro de la optimización de recursos, debemos contemplar el cuidado del más valioso del sistema de salud: el humano. Hoy se calcula que el 70 por ciento del tiempo de un médico está dedicado a tareas administrativas. Estamos convencidos de que, si ponemos la tecnología a disposición de los profesionales, podemos simplificar su cotidianidad y producir un salto cualitativo en sus rutinas laborales. 

Las organizaciones están haciendo un gran esfuerzo para avanzar en la transformación digital y necesitamos continuar trabajando en esa dirección. De esta manera, cada vez más profesionales de la salud incorporarán herramientas que facilitarán su labor. Estas incorporaciones evitarán reprocesos y harán más eficiente su trabajo para poder enfocar la energía en los pacientes.

Entender la demanda y proyectar tendencias reduce el estrés de las instituciones

Uno de los grandes aprendizajes de la pandemia es que la mayoría de los prestadores médicos no usaba sus datos para tomar decisiones. Esto hizo mucho más complejo que se pudieran reorganizar los esfuerzos para atender la demanda de la comunidad. 

Hoy la Inteligencia Artificial y la tecnología nos ofrecen distintas herramientas para facilitar la gestión de los servicios del sistema de salud. Siempre con el foco en beneficiar a las instituciones y, sobre todo, a los pacientes.

Si bien hay mucho camino por recorrer, encontramos en Colombia un ecosistema que ya dio grandes pasos. En particular, nos sorprendieron los avances en lo que refiere a la cultura y el mindset digital. El sistema de salud colombiano hoy trabaja en grandes desafíos que son históricos para toda la región y encontró en la tecnología a su principal aliado.