19 Sep 2022
Novedades

¿Cómo reclutamos talento en Wúru?

Las empresas techies parecen tener la oferta laboral más atractiva del mercado: sueldos competitivos y una amplia gama de posiciones a cubrir. Pero encontrar los perfiles tecnológicos más acordes a las necesidades y la cultura de cada compañía no es una tarea sencilla y, sin duda, retener el talento IT es hoy uno de los mayores retos que enfrentan las organizaciones.

La entrevista

La entrevista es uno de los momentos más importantes en el proceso de selección. En esta instancia se espera que la persona que se postuló pueda relatar su recorrido, los intereses que la motivan, sus objetivos y los aspectos que considera importantes para poder desarrollarse profesionalmente. También es deseable que pueda compartir algunos puntos de vista vinculados a la industria en la que aplicó. En Wúru, por ejemplo, tenemos la misión de revolucionar la prestación de salud a través de los datos, haciéndola más accesible, humana y de calidad. En ese sentido, escuchar durante una entrevista que el o la candidata puede ofrecer una lectura propia sobre cómo piensa el presente y el futuro de la salud es siempre una buena señal, porque da cuenta de que existe una motivación y un interés que va más allá de esa postulación en particular.

Fit cultural

Un error frecuente al buscar talento IT es tener en cuenta a los candidatos únicamente por sus habilidades técnicas, sin considerar si estos perfiles se encuentran alineados con la cultura y los valores de la empresa. Esto que se ha denominado fit cultural no tiene que ser entendido como “encajar”, se trata más bien de una coincidencia entre los intereses y modos de ver, debe ser una elección que es correspondida y que no implica de ningún modo anular la diversidad. De esta forma, no solo construiremos una marca empleadora sólida, sino que tendremos colaboradores más motivados, que se convierten verdaderamente en parte de un equipo y permanecen mayor tiempo en la organización.

En Wúru, decimos que nos interesa sumar a personas que comparten un mindset: pasión por la tecnología, estar rodeados de una densidad de talento que los impulse, ganas de aprender y de resolver desafíos interesantes.

Tecnología

Vinculado a lo anterior, en esa elección que no es solo de la empresa hacia el candidato sino mutua, debe haber un trabajo previo del postulante que supone conocer a la empresa, lo que hace y su cultura de trabajo. Si vamos a lo específico de entornos IT, es deseable encontrar a una persona que se interesa por conocer qué metodologías y dinámicas se implementan a diario, con qué tecnologías se trabaja y saber si está dispuesta a aprender a utilizar otras nuevas. Esto da cuenta de un interés específico por la compañía y de una predisposición a adaptarse e implementar mejoras continuas en los procesos, lo que resulta muy valioso para un equipo de trabajo. 

De lado de la empresa, resulta interesante poder ofrecer roles en los que se trabaje con tecnologías innovadoras y atractivas para el talento IT. En Wúru, por ejemplo, trabajamos con Svelte, un compilador Front End de código abierto que, de acuerdo con un estudio reciente,  se posiciona como uno de los más atractivos para los desarrolladores.

Espacios de Inteligencia colaborativa

La inteligencia colaborativa está íntimamente ligada a la cultura digital y tecnológica. La propuesta es pensar con otros, superar los sesgos personales para dar respuesta a un reto o un problema de la forma más rápida y creativa. Es una propuesta que ha popularizado un tipo de evento que se conoce como hackathon, donde se desarrollan estos procesos colaborativos, que inicialmente estaban dedicados al mundo de la programación y el desarrollo pero que se han extendido a todo tipo de ámbitos y organizaciones.

Estos espacios, que proponen dinámicas creativas y metodologías ágiles, son lugares de aprendizaje y encuentro, que permiten crear redes de networking y la posibilidad de que los talentos se den a conocer. De esta forma, no solo se generan más oportunidades para los postulantes, sino que los reclutadores pueden ver a los talentos en acción y seleccionar a los perfiles más acordes e innovadores.Y, como si fuera poco, se trabaja en una solución tecnológica que, en general, tiene impacto social.

Hace algunas semanas, Wúru participó y co-organizó el Hackathon FSFB 2022 en Bogotá, Colombia. En esta entrada a nuestro blog, Carolina Botta, líder del área pacífico de la compañía, contó algunos aprendizajes que nos dejó el evento.

Habilidades blandas

Por último, y reforzando lo que decíamos anteriormente, en el sector IT las competencias técnicas no lo son todo. El valor de las habilidades blandas, que incluyen desde formas de relacionarse e interactuar con los colegas, maneras de gestionar el trabajo y solucionar problemas, hasta competencias comunicativas y la capacidad de generar empatía, es cada vez más reconocido en la industria.

En el ambiente de las startups se espera de todos que puedan demostrar cierta autonomía, pero de personas postulantes a roles estratégicos con equipo a cargo se espera, además, que puedan tener habilidades de gestión y liderazgo. Esto, durante una entrevista, se puede constatar, por ejemplo, cuando el o la candidata hace preguntas vinculadas a la dinámica y a la organización del equipo. En todos los casos, más allá de sus skills técnicos y experiencias previas, es deseable poder sumar a personas que posean estas habilidades blandas, que sepan escuchar y comunicar sus necesidades, en todos los casos y para todas las posiciones.

Si te interesa formar parte de nuestro equipo y compartís nuestra misión, no dejes de postularte en algunas de las búsquedas que tenemos abiertas en este momento.