19 Jul 2022
Comunidad Wúru

Inteligencia colaborativa al servicio de los prestadores

Imaginarnos el futuro del sistema de salud está en las raíces de Wúru. De vez en cuando, como parte de nuestra propuesta de valor, tenemos la oportunidad de hacer este ejercicio de creatividad e innovación en compañía de nuestros clientes. Se trata de espacios de Inteligencia colaborativa en los que, a través de dinámicas creativas y ágiles acompañamos a los prestadores de salud en el proceso de entender sus necesidades. Así, los invitamos a hacer foco en sus objetivos estratégicos. ¿Qué buscamos con estas dinámicas? Ayudarlos a encontrar el camino más eficiente y efectivo a través de uno de sus grandes activos: los datos.

 

En una jornada que duró varias horas, el equipo de Wúru se reunió con uno de nuestros clientes locales, una institución médica que nos acompaña desde nuestros primeros pasos. Pasamos la mañana ordenando prioridades del trabajo con data y analizando las diferentes unidades productivas para establecer objetivos. “Es imposible entender cómo será la institución en 10 años, lo que nosotros les ofrecemos es entender juntos cuál es la dirección hacia donde quieren ir, sus pilares estratégicos, y comprender día a día qué funciona, qué no funciona y qué podría funcionar mejor a través de los datos para garantizar que el recorrido es el óptimo”, señaló Luciano Muratore, co-fundador y VP of sales de Wúru.

 

En la actualidad, la distancia entre los datos y las acciones de mejora la recorren los profesionales solos. En algunos casos, lo hacen con el soporte de visualizaciones que únicamente les permiten admirar las distintas partes del problema. Por eso, uno de los principales objetivos del encuentro fue poder trazar un plan para que la Inteligencia Artificial que Wúru pone a disposición de los profesionales de la salud para soportar las decisiones de gestión, pueda abarcar todas las operaciones del Hospital. Buscamos un enfoque holístico: no estamos cambiando la dinámica de unidades aisladas, sino transformando un sistema entero, cuyas partes funcionan interconectadas.

 

Los datos como un activo 

La industria médica genera un volumen de datos superior al del sector e-commerce. Sin embargo, la primera utiliza apenas el 3% de los datos que produce. Este fue otro de los ejes de la jornada: los datos de clínicas y hospitales hoy constituyen un desperdicio. 

El potencial de utilizar estos datos para tomar decisiones de gestión es enorme si tenemos en cuenta que, en promedio, el 70% del tiempo de un médico hoy está dedicado a tareas administrativas. Reducir parte de esa carga tiene un impacto directo en el trabajo de un prestador en dos sentidos. Por un lado, reduce el estrés de los profesionales de tener que tomar decisiones y coordinar a sus equipos sin el soporte de datos adecuado. Por el otro, agiliza la toma de decisiones con algoritmos de Inteligencia Artificial y produce más tiempo disponible para atender a pacientes que lo necesitan. 

Sabemos que, al interior de cada organización, generar un cambio cultural es un gran desafío. Por eso, buscamos acompañar la transición de una gestión soportada por percepciones e intuiciones a una basada en tecnología y datos. Es un reto que nos entusiasma y en el que tenemos una gran ventaja: compartir con nuestros clientes un mindset y una misión.