14 Oct 2022
Novedades

Wúru en el Congreso de Instrumentación Quirúrgica

Estuvimos en el X Congreso Latinoamericano de Instrumentación Quirúrgica, en Bogotá, Colombia y compartimos nuestra experiencia optimizando recursos en quirófanos.

El viernes último estuve en Bogotá con una misión más que relevante: exponer sobre el poder de los datos en salud en el X Congreso Latinoamericano de Instrumentación Quirúrgica que se llevó a cabo entre el 14 y el 16 de octubre. Este año, el evento llevó el título de Formación, ciencia y conciencia bajo la óptica del instrumentador quirúrgico y contempló diversas áreas de las tareas de los equipos instrumentadores, entre ellas, los beneficios que puede traer la explotación de datos a la optimización de los quirófanos.

Para Wúru, Colombia es prácticamente un segundo hogar. A fines de julio estuvimos en la ciudad para ser parte del Hackathon FSFB 2022, organizado por la Fundación Santa Fe de Bogotá y co-organizado por nuestra empresa. Nuestros vínculos con ese país están consolidados no solo a través de la relación con nuestros clientes, sino de los lazos creados con el creciente y destacado ecosistema de innovación colombiano.

En esta oportunidad, nuestra visita estuvo motivada por el Congreso de Instrumentación Quirúrgica, en el que participamos con una exposición que giró en torno al itinerario del paciente. En ese punto, me extendí sobre la forma en la que una institución de salud puede aprovechar la información que genera este itinerario y ponerla en valor. ¿Cómo? Registrando y analizando los datos de manera apropiada.

Así, tuvimos la oportunidad de conversar sobre el estado de situación actual del sistema de salud en torno a la data. En líneas generales, reflexionamos sobre cómo, en la mayoría de los casos, los prestadores se caracterizan por no estar explorando el total de las posibilidades que les ofrece el trabajo con datos. Esta tendencia se replica a nivel global, aunque está comenzando a cambiar: cada vez son más las organizaciones médicas que comprenden que los datos son un activo y que no capitalizarlos implica un desperdicio operacional.

En ese sentido, pude compartir la forma en la que, desde Wúru, venimos ayudando a nuestra comunidad para lograr mayor eficiencia en el uso de los recursos y una mejor calidad en la atención a los pacientes.